La EM no me frena para dar fuerza a los demás

Rajiv, 35, India

Me diagnosticaron EM con 18 años. Pasé casi dos años postrado en la cama hasta que decidí encauzar de nuevo mi vida.

Poco después, acudí al fisioterapeuta en el Centro de Lesiones de Columna Vertebral de la India. Empecé a utilizar una silla de ruedas para desplazarme y me inicié en los deportes en silla de ruedas.
Siempre me ha encantado el deporte y antes de que me diagnosticaran EM jugaba al fútbol. Me lancé a perfeccionar los deportes en silla de ruedas y, después de mucho entrenamiento riguroso, ¡pasé a representar a la India en tenis en silla de ruedas y a ganar el maratón de Delhi cinco veces!

Con el tiempo, me ofrecieron un puesto de entrenador de deportes de rehabilitación en el centro del que antes era paciente.

El apoyo de mi familia y mi fuerza de voluntad me han ayudado a ser independiente, pero lo más importante es ser consciente de que la EM forma parte de mi identidad en lugar de suponer un problema.

Si cada aspecto de la vida fuera más accesible, como el empleo, las zonas públicas y el transporte, habría más personas que se sentirían independientes y nos podríamos centrar en la capacidad, más que en la discapacidad.

Pienso que el deporte es una parte fundamental de la rehabilitación, así que animo a todas las personas con discapacidad a mantenerse activas. Lógicamente, hay que ser realista en cuanto a las capacidades de cada uno, pero la independencia es un puzle en el que creer en uno mismo es una pieza esencial. El deporte puede contribuir a ello.

Ahora entreno al equipo de baloncesto en silla de ruedas de Nueva Delhi. Lo más divertido y gratificante es dar fuerza a los demás y ayudarlos a tener un sentido de logro.