Trucos de Mike para vivir con EM

Mike es un inglés que vive en Melbourne (Australia). Es padre, trabajador a jornada completa y tiene EM.

Descansar

Después de una mañana ajetreada de trabajo suelo estar muy cansado. Aprovecho la hora de la comida para que me dé un poco el sol. Salgo a tomar aire fresco e intento desconectar. Levantándome de mi mesa de trabajo recargo pilas para la tarde.

Aprender a decir “no”

Llevo padeciendo EM 9 años, pero sigo mejorando la manera de hacer las cosas en el trabajo. Sigo aprendiendo regularmente lo que puedo y lo que no puedo hacer. Nunca dejamos de aprender. Cuando la gente te diga que hagas más y piensas que deberías… no lo hagas. Sé consciente de tus límites, apréndelos, analízalos y aprende a decir no.

A veces hay que parar

¡Ser padre es increíble! Pero ser padre con EM puede ser un reto. Los fines de semana nos dedicamos a los niños, llevándolos a distintas actividades deportivas. Me encanta, pero tengo que luchar contra el cansancio, por lo que los fines de semana suelo echarme la siesta después de comer.

Escuchar al cuerpo

Uno de mis síntomas es que tengo migrañas cuando hago demasiadas cosas. Presiento cuándo van a aparecer, así que las utilizo como un sistema de alerta de que tengo que relajarme. Presto atención a cómo me siento y si me encuentro especialmente mal intento analizar qué hice de manera distinta.

No beber alcohol durante la semana

El alcohol supone un reto especial, aunque solo tome un par de copas, me deja agotado. Ahora no bebo alcohol durante la semana, porque me impide dar lo mejor de mí en el trabajo y en casa con la familia.

Encontrar algo que te ayude a olvidar la EM

Voy en bici al trabajo. Una de las mejores cosas de montar en bici es que hace que me olvide de la EM y, en cambio, siento el cansancio físico correspondiente. Entiendo que no todos los que tienen EM pueden montar en bici, pero les ayudará a encontrar algo que les haga sentir así de bien.