Select Language
  • Español
  • English
  • العربية

Bancos de cerebros: avance en la investigación neurológica a nivel mundial

Analizamos el papel fundamental de los bancos de cerebros a nivel mundial para seguir avanzando en la investigación de la EM y en otras enfermedades neurológicas.

¿Es donante de órganos? Se trata de una opción maravillosa que se ha extendido mucho en los últimos años. Al fin y al cabo, el corazón, los riñones o el hígado de una persona pueden salvarle la vida a otra. Sin embargo, en contadas ocasiones pensamos en el cerebro como órgano. Cuando alguien dona su cerebro a la investigación, está ayudando a los científicos a comprender mejor y, con algo de suerte, a erradicar enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple. El estudio físico del cerebro, el órgano más complejo del cuerpo, es totalmente fundamental para lograr avances en la investigación de la EM y otras enfermedades neurológicas.

En la actualidad, los científicos trabajan a pleno rendimiento para estudiar los cerebros en bancos de cerebros de todo el mundo, acercándonos al final de la EM y otras enfermedades neurológicas. Estos son solo algunos ejemplos de estos impresionantes proyectos.

Europa

BrainNet Europe es una red de 19 bancos de cerebros que se compone de 11 países europeos. Creado en 2001, este consorcio apoya a los bancos de cerebros como recurso esencial que proporciona a los neurocientíficos europeos muestras de tejido cerebral humano de alta calidad para su estudio. BrainNet Europe reúne a científicos y expertos de toda Europa continental y el Reino Unido, y permite que colaboren, compartan conocimientos y progresen, todos juntos, en la investigación neurológica.

El Reino Unido dispone de una magnífica red de bancos de cerebros, con 12 centros que cuentan con 14.000 cerebros donados. El origen de estos bancos de cerebros se remonta a finales del siglo XIX, cuando el patólogo William Lloyd Andriezen se comprometió a archivar los cerebros de más de 100 pacientes.

«La parte más importante para entender una enfermedad neurológica en personas se logra gracias al estudio del tejido cerebral humano», dice el profesor Seth Love, director de la Red de bancos de cerebros del Reino Unido. «La mayoría de los avances que se logran en la enfermedad neurológica se han producido prácticamente en las 2-3 últimas décadas, principalmente a partir del estudio de cerebros procedentes de bancos de cerebros».

Otro gran ejemplo europeo es el Banco de cerebros de los Países Bajos. Se trata de una ONG que tiene como objetivo mejorar nuestros conocimientos acerca del cerebro humano y desarrollar tratamientos para enfermedades neurológicas y psiquiátricas. El Banco aplica una política de acceso abierto para que los investigadores de todo el mundo puedan solicitar muestras.

Latinoamérica

El Banco de cerebros de Brasil tiene unos orígenes muy interesantes. En 2003, la Dra. Grinberg y sus compañeros de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo decidieron utilizar el Servicio de Autopsia de São Paulo para obtener información de gran interés acerca del envejecimiento del cerebro. A raíz de esto, surgió el Banco de Cerebros del Grupo de Estudio del Envejecimiento de Brasil, creado para obtener y analizar cerebros y otros tejidos corporales de personas con y sin demencia. Desde entonces, el banco de cerebros ha conseguido más de 4000 cerebros, facilitando información de gran importancia acerca de la demencia y apoyando numerosos estudios en laboratorios de investigación en todo Brasil.

El banco de cerebros de México, situado en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional CINVESTAV, ofrece material biológico para investigación que no está disponible en muchos lugares de Latinoamérica. El proyecto, creado por el Dr. Raúl Mena y el Dr. José Luna-Muñoz, ha permitido a los científicos mexicanos realizar grandes aportaciones a la investigación internacional sobre el Alzheimer y la demencia.

Argentina también dispone de un banco nacional de cerebros, dirigido por FLENI, la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia.

Asia

El banco de cerebros Human Brain Tissue Repository (HBTR) de Bangalore, India, distribuye tejidos neurológicos humanos para varios tipos de investigación neurobiológica. El HBTR colabora con numerosos grupos nacionales de investigación, ofreciendo, de forma gratuita, material humano de interés para fines de investigación. Las aportaciones del HBTR han sido muy importantes para lograr avances fundamentales en la patología cerebral en la India, haciendo del centro un recurso determinante para la investigación neurocientífica.

Desde su creación en 2007, el Banco de Cerebros Chino (CBBC, por sus siglas en inglés) ha recopilado más de 1200 cerebros. El profesor Dai Jiapei dirige el centro y aporta una gran experiencia de 15 años de investigación en un banco de cerebros en Holanda. Dicha colaboración internacional es fundamental para seguir avanzando en la investigación neurológica a nivel internacional.

«La gran trascendencia sobre el estudio del cerebro es saber qué es ser un humano», explica el profesor Dai.

Bancos de cerebros deportivos

Desde marzo de 2018, existe un Banco de Cerebros Global que se centra en el trauma cerebral relacionado con los deportes, y que está dirigido por la Concussion Legacy Foundation (Fundación del Legado de las Conmociones, CLF por sus siglas en inglés) en Boston, EE. UU. Este proyecto internacional, inspirado en una asociación de gran importancia de los EE. UU., que cuenta con la participación de la Universidad de Boston y el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU., reúne y estudia el cerebro de atletas y veteranos para comprender mejor la Encefalopatía Traumática Crónica (ETC), una enfermedad neurodegenerativa asociada con golpes recurrentes en la cabeza. Según BrainNet Europe, EE. UU. cuenta con unos 100 bancos de cerebros, que realizan grandes aportaciones a la investigación neurológica en todo el mundo.

Australia fue uno de los primeros países en formar parte del Banco de Cerebros Global y anima a los deportistas australianos de todos los niveles a que donen sus cerebros al nuevo Banco de Cerebros Australiano. Seis ex futbolistas profesionales son algunos de los australianos que ya se han inscrito.

Noticias relacionadas

Mantente informado

By clicking submit I confirms that MSIF can send me the World MS Day newsletter. Please click to read our PRIVACY POLICY