Trucos de Anne para vivir con EM

Usar la tecnología

Uso a ‘Siri’ en mi iPhone. Me ayuda a hacer llamadas cuando veo tan mal que no encuentro los números en el teléfono. O si tengo problemas con algo, digo: “Siri, ¿qué es…?” y obtengo una respuesta. No podría manejarme sin ella. Tengo problemas de orientación, así que utilizo el GPS para planificar mis rutas. Utilizo el teléfono para tomar notas; si voy a la farmacia, escribo el nombre de los medicamentos y, si voy al neurólogo escribo lo que quiero preguntarle.

¡Probar soluciones innovadoras!

Lucho por mantener el equilibrio, por lo que llevo una bufanda al cuello para regular mi manera de andar. Agarro ambos extremos de la bufanda al caminar, tirando fuerte para intentar enderezar el cuerpo.

Seguir moviéndote tanto como puedas

Caminar es importante para mí. Hago ejercicio. Y cuando me siento frustrada, en lugar de dar portazos y gritar, me visto y salgo a la calle. Me sirve de desahogo, puedo llorar. Simplemente me da energía. Me siento muy feliz cuando salgo, llueva o haga sol. Siempre intento andar, independientemente de cómo me sienta, aunque solo sea hasta el lavabo.

¡Intentar hacer repostería!

Me encanta la repostería y la panadería, porque me ayuda a ejercitar la mente y utilizo las manos, o sea que practico mis habilidades motoras. Lo que más me gusta es ver las caras sonrientes cuando hago pan o bollitos de canela. Se ponen tan contentos, que me lo contagian.

Disfrutar de las pequeñas cosas

Una buena noche de sueño es lo mejor. Comer un buen desayuno, disfrutar del sol en la calle. Salir a la terraza con un libro y un café. Ver algo agradable en televisión, tejer. Entrar en Facebook y chatear un poco, y estar en contacto con la gente.

Seguir divirtiéndote

Es importante seguir haciendo cosas positivas, no solo las necesarias como ir al médico. Ir a una cafetería, conocer amigos, jugar a juegos. Toco en una banda de música, disfrutamos y nos reímos, y me tratan como a una persona normal.

Configurar alarmas

Tengo dos alarmas configuradas en mi teléfono para recordarme que tengo que tomar la medicación. A veces no oigo la primera alarma, pero a los diez minutos vuelve a sonar y sí la oigo. Es muy tranquilizador.