La EM no me frena para mantenerme activa 

Sonja, 29, Reino Unido

El diagnóstico de EM muy repentino e inesperado para mí. Fui hospitalizada con urgencia en octubre de 2013 con un posible derrame cerebral. Desde la hospitalización, me ha quedado debilitado el lado izquierdo y una serie de síntomas “invisibles”. Sin embargo, trabajo muy duro con el fin de aumentar y mantener la fuerza y funcionalidad.

Trabajo como médico pediátrica audiólogo suplente, trato de hacer a media jornada, lo que me proporciona tiempo libre para practicar kayakismo, ayudar como voluntaria y adquirir nuevos conocimientos y experiencias.

Practicar kayakismo ha sido muy importante para mí, no sólo me ha ayudado en mi rehabilitación física, también me ha ayudado a mantenerme mentalmente estable. También ha sido un medio de conseguir mis objetivos, para dar un enfoque a vida. Si no practicara kayakismo, no estoy segura de que tuviera un cuerpo tan fuerte como lo tengo ahora.

Creo que el ejercicio es clave; si tiene alguna debilidad, no le dé la oportunidad de que empeore, haga ejercicio físico en cuanto pueda, no digo que corra una maratón (¡aunque pueda ser divertido!), simplemente comience poco a poco a desarrollar su fortaleza con la ayuda de un buen fisioterapeuta y, ¡quién sabe lo que puede cambiar su cuerpo!