La EM no me frena para aprovechar mis habilidades

Maartin, 61, Países Bajos

Me diagnosticaron EM en el año 2007. Por aquel entonces, trabajaba en una empresa de telecomunicaciones y TIC, donde había estado empleado durante 39 años. Sin embargo, en el año 2010 la empresa se trasladó y el tener que desplazarme a diario me llevaba demasiado tiempo, así que tuve que dejarlo.

En en año 2012, me trasladé a Nieuw Unicum, un centro en los Países Bajos especializado en la atención a las personas con EM progresiva. Aquí trabajo media jornada en el centro de TI donde puedo convertir videos a DVD y ayudo a otros residentes con diferentes tareas informáticas.

Puedo elegir las horas que trabajo y gestionar de manera eficiente la energía limitada que tengo. El poder seguir trabajando me hace sentir independiente.

Desde que me trasladé a Nieuw Unicum tengo control sobre mi propio cuidado. Pedir ayuda es ahora mucho más fácil y tengo energía suficiente para poder realizar el resto de mis actividades. Eso es independencia. Me trasladé a Nieuw Unicum en el momento justo. Mi mujer y yo hacemos cosas agradables juntos y nos vemos mucho. La igualdad ha vuelto a la relación.