Acceso a los medicamentos en Polonia

a person with MS is being interviewed by the press. They are in the street and there is a reporter and a camera man

Hasta el año pasado, las personas que viven con EM en Polonia disponían de acceso limitado a los tratamientos de primera línea. Podían reclamar los gastos de los tratamientos al Fondo Nacional de Salud, pero solamente durante cinco años. Una vez transcurridos estos cinco años, tenían que autofinanciar sus tratamientos.

Dominika Czarnota, miembro de la Asociación de EM de Polonia (cuyo nombre original en polaco es Polskie Towarzystwo Stwardnienia Rozsianego), declaró: “Esta situación generaba interrupciones a la hora de recibir el tratamiento óptimo y de forma adecuada, lo que provocaba el deterioro del funcionamiento diario de muchos afectados por la EM”.

Esta situación era insoportable para Małgorzata, de 34 años, que comentó: “Dejar de tomar el medicamento me resultaba devastador. Ya había experimentado los primeros síntomas tras abandonar el tratamiento; se me entumecía el lado derecho del cuerpo y tenía problemas de visión. Temía sufrir recaídas, no me quiero convertir en una persona discapacitada”.

 

La Asociación de EM de Polonia se unió a otras organizaciones de pacientes para presionar al Ministerio de Sanidad de Polonia y al Fondo Nacional de Salud apoyándose en las experiencias de personas como Małgorzata. Les escribieron y se pusieron en contacto con los medios de comunicación con la pretensión de concienciar sobre el drama de los pacientes con EM que no podían permitirse financiar sus tratamientos de primera línea.

Recibieron el respaldo de personas como Anna, de 28 años, que afirmó: ”En febrero se terminaron los cinco años de mi programa de tratamiento, que incluía el reembolso de los gastos. Fue eficaz, pues durante cinco años no sufrí ninguna recaída ni se manifestó lesión alguna en la IRM. Apoyo firmemente la lucha que la Sociedad de EM de Polonia está encabezando para ayudar a las personas como yo”.

a woman is being interviewed by a reporter who holds a large microphone
Magdalena from the Polish MS Society talking to the press

Las cartas que se enviaron al Ministerio de Sanidad y al Fondo Nacional de Salud pusieron en relevancia esta cuestión sobre la financiación. Sin embargo, fue en una conferencia de prensa nacional que se celebró en febrero de 2014 en Varsovia cuando comenzó a conseguirse la atención del público respecto a este tema. Dominika nos cuenta: ”Antes de la conferencia de prensa, no recibíamos mucha atención. Pero después, el Ministerio de Sanidad quiso que habláramos sobre el problema. Los políticos temen a los medios de comunicación”.

En su intervención en la conferencia de prensa, el Presidente de la Asociación de EM de Polonia, Tomasz Połeć, declaró que la cancelación del límite de cinco años en los tratamientos de primera línea supondría el acercamiento a los niveles de tratamiento europeos.

A la conferencia de prensa asistieron tanto especialistas sanitarios como personas afectadas por la EM, que hablaron sobre las consecuencias que las restricciones en la financiación tienen en sus vidas. También asistieron representantes de las cadenas de radio y televisión más conocidas. Todo ello incrementó la presión sobre el Ministerio de Sanidad hasta tal punto que, en julio de 2014, se eliminaron las limitaciones. Aunque el reembolso de los gastos de los tratamientos de segunda línea sigue limitado a cinco años, las personas con EM en Polonia ya cuentan con acceso ilimitado a los tratamientos de primera línea.

Dominika afirma: “Este logro fue de una gran trascendencia, ya que todos estos esfuerzos han permitido que las personas con EM dispongan de tratamientos de primera línea sin ninguna restricción temporal. Esta situación supuso un cambio importante en su calidad de vida y les dio la oportunidad de disfrutar de un futuro más seguro”.